Posted in El Bololog

Lo que dice el Tio Tanito… Aunque no se trepe al Ambón 08 03 2017

Escritos del Tío Tanito:

A lo mejor muchos de ustedes lo conocen… pero para los que no… yo tengo un Tio y su nombre es Tano.  Para nosotros es Tio Tanito, Buena gente y amigo de todos… cuando digo de todos es de todos.  El no tiene Facebook y posee un flip phone pues dice que la tecnologia no es lo del; me dice “a mi dame una chiringa, un trompo y unas canicas y soy feliz”. 

 

Bueno pues con esto de introduccion el me ha enviado unos escritos que me gustaria compartilos con ustedes

Sin mas preambulos aqui les dejo el primero de Lo que dice Tio Tanito aunque no se trepe al ambón:

El Juego de Domino

Buenos días mi gente: ¿alguna vez has jugado domino? Cuando yo era muchacho, jugar domino era uno de los pasatiempos favoritos. Pues jugaba mucho con mi papá y con los amigos de mi papá. Al jugar en estos días, vinieron a mi mente un torrente de recuerdos de mi niñez. Aunque había jugado mucho domino en mi vida, nunca pensé que fuera un un juego tan extraño pues se gana perdiendo. Para ganar, tienes que perder tus fichas. El que primero se deshace de sus fichas gana el juego. Tienes que dar para obtener, perder para ganar, ser reducido a nada para llegar a la cima. No es como en el béisbol, el tenis u otros juegos, en los que el mayor número de carreras, puntos o anotaciones determina el ganador. ! No, no y no ! en el dominó, el que triunfa es el que primero llega a la nada. En la esfera espiritual solo conservamos para siempre aquello que damos. En la vida cristiana muchas veces la victorias más significativas y más importantes vienen disfrazadas en un atuendo de derrota, debemos reducirnos a nada antes de llegar a hacer algo. La semilla que se guarda en el granero se enmohece y se deteriora, pero si se “vota “en el suelo aumenta 100 por ciento por uno. Si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo. (Juan 12,24). La vida es como un partido de tenis: ¡no puedes ganar si no “sirves “bien! Mateo 20:28.” Como el hijo del hombre que no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en “RESCATE ” por muchos.” Es mi opinión, que vivimos en un mundo donde se exalta solo la ganancia y muchos están en una carrera desesperada por ganar y ganar más. Nadie quiere perder. Muchas veces yo he estado corriendo la misma carrera y hasta en el camino cristiano se puede escuchar que solo se habla de ganancia y se lo ofrece a quien entra en la carrera cristiana que solo lo que tendrá de recompensa será una gran ganancia. El engaño se encuentra hasta en la esfera religiosa; algunas iglesias mezclan mentira con cierta cantidad de verdades para lograr que las persona las consideren instituciones cristianas genuinas. Durante mi proceso espiritual, hoy tengo que admitir que no todo en la vida es ganancia, también es perdida y aún en la vida cristiana hay que aprender a perder. Aún el señor Jesús perdió……. perdió algunos de sus discípulos cuando fue claro en su mensaje y a los pocos que le quedaron con él les dijo …¿queréis iros también? Perdió su respeto, porque fue ultrajado y herido. Perdió sus ropas y perdió hasta su vida. Pero su gran ganancia es que se nos apareció hecho hombre, su causa triunfó gracias Al Espíritu Santo y lo contemplaron Los Ángeles. Proclamado a todas las naciones fue creído en el mundo glorificado en el cielo. En efecto, ¡qué grande es el misterio de la bondad! El apóstol Pablo también dijo en su carta a los Filipenses, lo he perdido todo por amor a Cristo. PIENSO que en la vida cristiana nunca podré entrar en la dimensión total de las ganancias en Cristo. Jesús dijo claramente, el que quiera salvar su vida la perderá. Sí, hay que perder bastante. Desde que me acerqué a Cristo perdí mucho, mas todo lo que perdí se tornó en ganancia en la dimensión espiritual que es la más genuina y verdadera ganancia. Hoy quiero invitarlos a que aprendan a perder. No quiero que sean solamente triunfalista que no quieran entregar nada y no quieran perder algo. Lo que quiero es que sean vencedores Y todo vencedor pierde algo en la batalla. Todo caminante pierde algo en el camino. Todo comerciante pierde algo en sus negocios. Lo que pierda no se pierde…Se convierte en semilla, aunque muere terminando dando vida. De qué sirve ser uno de los que siempre gana si al final del camino termina perdiéndolo todo. La economía y la teoría de juegos usan los términos” ganar -ganar ” “ganar -perder ” y “perder -perder “para describir posibles resultados de acuerdo a las partes involucradas. Ciertamente, “ganar -ganar ” suena mejor que “ganar -perder”, y mucho mejor que “perder -perder”. Pero los resultados son cuestión de tiempo y percepción. La Biblia describe ganar y perder. Por ejemplo, el famoso pasaje de la biblia en el libro de Eclesiastés, capítulo 3 describe “tiempo de buscar y tiempo de perder” (v.6). Nos guste o no, la mayoría de nosotros experimentamos ganar y perder. Consideremos el personaje bíblico llamado JOB. Como un simple resumen, el patriarca JOB era muy rico, poseía miles de cabezas de ganado. Tenía una familia grande, incluyendo a su esposa y 10 hijos, y criados. Él era un “ganador”. ¡Pero, en una serie de acontecimientos trágicos, lo perdió todo! Su propiedad y la vida de sus hijos le fueron quitados. Pero, al final de la historia, el señor lo bendijo en los últimos días, dándole al final más de lo que tenía en el principio. Así, podríamos decir que perdió, pero luego gano. Mi buen amigo Pablo, dijo que las cosas que eran ganancia para él en esta vida, las contó como “perdida ” y “basura ” para poder ganar a Cristo. Su perdida a cambio de ser cristiano fue superada por el valor del llamamiento de Cristo, y su conocimiento de la eventual resurrección. Un caso verdadero de perder y ganar. Hoy te doy gracias padre, porque me has enseñado a saber ganar y a saber perder. Si hay que perder lo pierdo, pero que sean las pérdidas que a la larga produzcan el fruto de tu amor y tu bondad………………….. GRACIAS POR LA GANANCIA DE LA ORACION, SALUD Y VIDA. Y GRACIAS POR LA GANANCIA QUE NOS DAS HOY DE SEGUIR ORANDO POR DEREK.ES CIERTO QUE DIOS NOS HA DADO MUCHAS COSAS, PERO LA MÁS IMPORTANTE ES EL RESCATE : EL SACRIFICIO DE SU HIJO JESUCRISTO. (MATEO 20:28). GRACIAS PORQUE A TRAVÉS DE ESTE REGALO TAMBIÉN NOSOTROS HEMOS GANADO LA OPORTUNIDAD DE SER INMENSAMENTE FELICES Y DE OBTENER LO QUE DE VERDAD NECESITAMOS; QUE ES LA MAYOR PRUEBA DEL AMOR QUE DIOS NOS TIENE A CADA UNO DE NOSOTROS. LOS QUIERO UN MONTÓN. TANITO.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.